domingo, 6 de abril de 2014

Éxtasis


Recorro con los dedos cada parte de tu cuerpo. Mis dedos deambulan por tu piel desconocida, con

movimientos lentos e inseguros. Cada recoveco me deja conocerte un poco más.

Tus labios sobre los míos me distraen de mi camino.

Sigo con cuidado, mientras nuestras lenguas danzan al mismo ritmo y escuchando la misma sinfonía, los latidos de nuestros acompasados corazones.

Tus labios sobre los míos, juegan y bailan. 

Formamos un todo. Somos un todo.

1 comentario:

  1. Me encanto! Tienes una manera de escribir muy especial.
    Saludos!

    ResponderEliminar